5 elementos que necesitas para la creación de tu Página Web

Dentro de tu lista de metas para 2019 trazaste el propósito de, por fin, crear tu sitio web o bien reestructurar internamente aquello que ya no cumple con tus expectativas o con las necesidades de los clientes al indagar sobre los servicios que tienes para él.

¿Cómo va ese nuevo proyecto? ¿Ya está en proceso?

Bueno, ya estamos en la mitad del primer mes del año y si aún deseas poner en marcha este nuevo proyecto para tu compañía, emprendimiento o marca personal, te recomendamos considerar estos aspectos que aplican para cualquier página, sin importar tu objetivo final o audiencia.

Vamos a partir de un concepto general: tus decisiones en la etapa inicial del sitio web determinarán su eficacia y la consecución de las metas que hayas trazado.

Te mostramos cómo:

  1. Selecciona y utiliza recursos que cuenten con autorización para derechos comerciales: entendemos en este caso emplear fotos, iconos, vectores y vídeos de libre publicación o con atribución para tu proyecto.  No permitas que tu intención de darle mayor dinamismo al tu contenido se convierta en un asunto a tratar directamente con el equipo jurídico de tu empresa como consecuencia de una posible multa o consecuencia legal de este tipo. Verificar de donde provienen los recursos es bastante fácil y muchos creadores de contenido pagan por ello.
  2. Prefiere el Hosting y elementos de Pago: evita utilizar un servicio gratuito ya que tendrás limitaciones en configuración, incluyen publicidad y elementos externos al contenido de su sitio web, lo que no te permitirá escalar y avanzar hacia la misión que marcaste a mediano y largo plazo.
  3. Evita las configuraciones por defecto o demos preinstalados: es una práctica común y bastante nociva que deja tu página web llena de elementos innecesarios (imágenes, textos de prueba, estilos, páginas y artículos) que además que ocupar espacio, muchos de ellos se incluyen en la indexación de tu sitio web, llegando incluso a generar un gasto adicional o modificaciones que tomen tiempo e interfieran con el óptimo desarrollo del sitio web. Adicionalmente la configuración por defecto está pensada en ser replicada, por lo que podrás encontrarte con otro sitio que utilice los mismos recursos y solo se dedique a reemplazar el contenido.
  4. Utiliza complementos de confianza: no creas en esas aplicaciones, add-ons, complementos o widgets que te prometen funcionalidades mágicas o que cubren una necesidad muy específica. Siempre cerciórate sobre su origen y previene así problemas de robo de información, hackeo del sitio, ataques de spam y malware.
  5. Haz que tu sitio sea único aplicando los colores de tu identidad corporativa: Seguro no quieres encontrarte con otra página o blog que se vea exactamente como el tuyo y que dificulte la diferenciación adecuada para tus clientes. Construye tu propia apariencia digital y con el estilo de tu marca.
  6. Bonus – Siempre crea tus propios contenidos textuales: “Copiar y pegar de otras páginas web” es algo que nunca debes contemplar, primero por que Google te penaliza por tener contenido duplicado y es mejor compartir tu propio estilo con tu audiencia.

Ten en cuenta que los indicadores que trazas para analizar el rendimiento de tu web mensualmente se verán afectados positiva o negativamente en concordancia con las características que estableciste en tu etapa inicial. Así que recuerda, la idea es seguir creciendo y optimizando cada factor.

Escrito por: Sandra Rodríguez

Periodista y Consultor Digital | comunicaciones@smartsi.info | Smart Agencia Digital

Dejar un comentario

tonos comunicacion digital emocional