Qué es el modelo AIDA y por qué lo deberías tener en tus campañas de marketing

¿Te ha pasado que al momento de sacar una campaña de marketing, no recibe la atención que esperabas? No te preocupes, a todos nos pasa, no sólo en el marketing, también en la vida cotidiana, como cuando contamos una historia y a quien la está escuchando no le presta la atención que merece. Acá te tenemos una idea para evitar eso:

AIDA es un método que describe las fases o los pasos que sigue un cliente/usuario en el proceso de decisión de compra. Originalmente fue creado por Elias St. Elmo Lewis en 1898 y aún sigue siendo un punto de partida para los expertos del marketing en general.

La palabra AIDA es un acrónimo proveniente del inglés: “Attention, Interest, Desire y Action”, o en español, “Atención, Interés, Deseo y Acción”. Donde, usualmente para llevar al usuario o cliente a la compra de un bien, producto o servicio, estas 4 etapas o fases deben ser ejecutadas previamente.

Este método se utiliza con el fin de cerrar una venta, y aunque ese es su principal propósito, lo que se espera es captar la atención del cliente y lograr generar un deseo o una necesidad por el servicio o producto que se ofrece.

Entendiendo su finalidad, podemos ahondar un poco más a fondo en lo que cada una de las fases de AIDA significa:

La Atención 🧐

La finalidad en esta primera fase es lograr captar la atención del usuario frente a nuestro producto o servicio. No suele ser una fase sencilla ni fácil de llevar a cabo debido a que vivimos en un mundo lleno de estímulos publicitarios que en la mayoría de los casos nublan la capacidad de decisión entre un producto u otro. En esta fase la parte visual y los textos que lo acompañan son sumamente importantes, mientras mejor calidad de imagen, mayor atracción hacia el producto y mayor atención del usuario a este.

Por ejemplo:

«¿Quieres aprender un nuevo idioma pero no sabes por dónde empezar?»

El Interés 🤔

Tras obtener la atención del usuario, el interés es el paso a seguir. Para lograr desarrollar interés en el usuario es ideal ofrecer una solución a sus problemas, porque finalmente, quien ofrece una solución siempre ganará más que quien no lo hace. Lo aconsejable en esta fase es conectar con el usuario a través de la ayuda que le podamos proporcionar, mostrando nuestra voluntad de soporte.

Por ejemplo:

«Hemos ayudado a más de 2.000 personas al rededor del mundo a aprender un nuevo idioma, todo a través de la metodología virtual y clases 100% personalizadas. Ahora la mayoría de nuestros egresados trabajan o viven en países distintos, todo esto porque al aprender un nuevo idioma abrieron sus puertas y ampliaron sus oportunidades.»

El Deseo 😍

Una vez logramos despertar el interés por el producto, lo que sigue es incitar el deseo de compra de este. Esto se hace por medio de la solución de problemas: donde se suplen las necesidades del usuario ofreciéndole una solución rápida y eficiente a sus problemas.

En esta fase lo aconsejable es adecuar o tratar de adecuar tu contenido al consumidor, supliendo sus necesidades y mostrando las virtudes y beneficios que nos caracterizan como empresa o producto y exponiendo los valores que nos diferencian del resto.

El deseo se genera a través de las emociones, la moralidad y los sentimientos, se espera generar una conexión con el público y así guiarlo al siguiente paso.

Por ejemplo:

«Te guiamos y acompañamos en tu proceso de aprendizaje, potenciamos tus capacidades.»

La Acción 🤩

Una vez conseguida la atención, el interés y el deseo del consumidor hacia el producto que queremos ofrecer, puede considerarse prácticamente cerrada la venta. Ese es el propósito de esta fase, llevar al consumidor a una compra definitiva.

Por ejemplo:

«¿Quieres saber más? ¡Deja tus datos acá y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo!»

Cuando finalmente juntas todo, esto es lo que obtienes:


«¿Quieres aprender un nuevo idioma pero no sabes por dónde empezar?

Hemos ayudado a más de 2.000 personas al rededor del mundo a aprender un nuevo idioma, todo a través de la metodología virtual y clases 100% personalizadas. Ahora la mayoría de nuestros egresados trabajan o viven en países distintos, todo esto porque al aprender un nuevo idioma abrieron sus puertas y ampliaron sus oportunidades.

Te guiamos y acompañamos en tu proceso de aprendizaje, potenciamos tus capacidades.

¿Quieres saber más? ¡Deja tus datos acá y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo!»


 

Conociendo estas 4 fases podemos comprender un poco mejor cómo AIDA  contribuye en el plano del marketing. Más allá de la venta realizada es la posibilidad de lograr captar la atención de los usuarios frente a tantas impresiones y contenido que se consume día a día.

En el marketing digital AIDA cumple un papel primordial, ya que es la principal pieza que contribuye a que las empresas y tengan un mayor alcance.

Espera nuestros próximos artículos donde te daremos más tips para cerrar tus ventas y claves para fidelizar a los clientes que ya tienes.

Si quieres potenciar tu empresa con este modelo y necesitas ayuda con tus copys y campañas de marketing, nosotros te guiamos en el proceso y te enseñamos a aplicarlo de la mejor forma.

 

Autoría: Sofía Samudio Guzmán

Analista de comunicación Digital

Dejar un comentario

prueba-de-conceptoactivar-una-pyme