Hablar mal de tu competencia o Ser Táctico

Ahora es cada vez más sencillo hacer seguimiento a las estrategias que llevan a cabo nuestros competidores para atraer a los consumidores, especialmente con la presencia de las marcas en digital.

En algunas oportunidades seremos testigos de sus casos de éxito, pero también podremos ver sus desaciertos, así como la reacción que se produce en la audiencia. Con un escenario como este, hay quienes podrían tomar ventaja para terminar emitiendo comentarios negativos de sus competidores frente a los clientes, sin embargo, es tan equivocado llevar a cabo esta práctica hoy, debido a que descalificar a la competencia es un asunto de ética que puede convertirse en un efecto boomerang para tu empresa, afectando la reputación y valores de la marca que lo realice.

Esto no quiere decir que no se pueda hablar de aquellas compañías que trabajan en nuestro mismo sector, lo importante es saber cómo hacerlo y que acciones evitar, tal y como lo mencionamos aquí:

¿Qué evitar?
Hablar negativamente offline y online

La ‘viralización’ de un comentario negativo que hagan de sus competidores podría desencadenar un efecto boomerang que terminaría por perjudicar su reputación personal y de la marca.

En este caso, no importa en qué espacio se haga, un mensaje o una declaración puede llegar a las redes sociales y tener el impacto menos deseado.

Influenciar negativamente al Equipo Comercial

Cuando se trabaja bajo una connotación desde los líderes de la organización genera actitudes nocivas al equipo comercial basadas en la falta de honestidad y generando conflictos de valores al interior de la empresa. Como refiere el refrán: “Lo que Juan dice de Pedro dice más de Juan que de Pedro”.

¿Qué hacer?
Destacar nuestros atributos

Es posible señalar aquellas propiedades/funcionalidades/beneficios que tiene nuestro producto o servicio, haciendo énfasis en que somos los únicos en el mercado que contamos con ellas, sin necesariamente mencionar a nuestra competencia.
Es decir, el porqué los consumidores deberían preferirnos.

Ser Táctico con la comunicación

¿Suena fácil, cierto?, pero es la labor más compleja porque se debe dar a conocer la oferta de valor y conectarlo con la necesidad emocional o funcional del cliente a través de textos, fotografías y gráficos. Ser táctico implica entender el sector repensar, cambiar y escalar la comunicación de nuestros productos o servicios.

En conclusión, no caigas en la tentación de hablar mal de tus competidores, más aun, teniendo en cuenta que tus clientes o consumidores podrían elegir entre una marca u otra dejándose llevar por el concepto que tienen de la misma, su comportamiento y su imagen.

Escrito por: Sandra Rodríguez

Periodista y Consultor Digital | comunicaciones@smartsi.info | Smart Agencia Digital

Dejar un comentario

desaciertos comunicacion corporativa smart